Si bien es cierto las cifras de accidentalidad en las carreteras de Boyacá durante el 2018 disminuyeron con respecto al 2017, la cantidad de siniestros sigue siendo alarmante, y con ello también hay preocupación por el número de fallecidos en las vías.

Pese a la disminución de accidentes en vías de Boyacá en el 2018, las autoridades mantienen las alertas.

De acuerdo con los índices que maneja el Instituto de Tránsito de Boyacá (Itboy), durante el año pasado se atendieron 736 accidentes en su jurisdicción; estos dejaron 141 personas fallecidas y 607 lesionadas.

Pero si a estos números se les suman las cifras que manejan los otros 7 municipios que no están bajo la vigilancia del Instituto (Duitama Sogamoso, Paipa, Tunja, Chiquinquirá, Garagoa y Puerto Boyacá), la alerta aumenta y se piden con urgencia campañas concretas que conlleven a la toma de conciencia de los actores viales, que a la larga somos todos.

Uniendo dichas cifras de accidentalidad de 122 municipios del departamento (de Puerto Boyacá no se entregaron registros), se reportan 1.311 incidentes viales, 184 fallecidos y 1.127 lesionados en carretera.

Frente a esa situación que se vive a diario en las vías boyacenses, las autoridades de tránsito, como alcaldías, Policía y el Itboy, manejan varias hipótesis, entre estas que el 69 % de los accidentes registrados se causa por el factor humano. Del 22 % se desconocen las causas, el 6 % de los siniestros se debe al tiempo atmosférico, un 3 % a falla de los vehículos y solo el 1% a causa del mal estado de las vías.

“La gente necesita tomar conciencia que como actores viales tenemos compromisos y debemos aportar nuestro granito de arena” indicó William Silva, gerente del Instituto de Tránsito, quien destacó que todos somos actores cuando vamos a bordo de un vehículo, motocicleta, bus, bicicleta o simplemente somos caminantes.

Especialmente en este último caso se llama la atención a los peatones, quienes, según los datos recogidos por el Instituto y la Policía de Tránsito, no están utilizando los puentes, senderos peatonales, y cuando transitan en horas de la noche o madrugada, no portan ningún tipo de protección o reflectivo que permita ser vistos por los conductores.

De hecho, se está trabajando directamente con el Gobernador para fabricar algún tipo de adhesivo o prenda reflectiva que pueda ponérsele a las ruanas, ya que los campesinos en las vías veredales se movilizan con esta prenda, que no es fácilmente percibida por los conductores.

Información ampliada de esta noticia en el impreso de hoy.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here